Esta semana se ha firmado el acuerdo al que han llegado la Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio y las principales organizaciones de los trabajadores autónomos que será aprobado mediante Real Decreto Ley en la última reunión del 2018 del Consejo de Ministros. 

Entre las medidas se encuentra la sanción con multas, con un mínimo de 3.126 € y un máximo de 10.000 €, a empresas por cada trabajador que esté mal encuadrado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) cuando debería estar en el régimen general, considerándose, asimismo, falta grave, si la Seguridad Social detecta que una persona tiene la misma actividad habiendo pasado, sin solución de continuidad, del régimen general al RETA.

La base mínima de cotización aumenta un 1,25% desde el 1 de enero. La base pasa a ser del 30%, es decir, 944,35 €/mes. Esto significa que los autónomos deberán pagar 5,36 € más cada mes (64 € más al año). Los cotizantes por la base mínima, de acuerdo con lo anterior, será de 283,30 €/mes. Los autónomos societarios tendrán una base mínima que asciende hasta los 1.214,08 €/mes, pagando 364,22 €/mes que supone 6,89 € mensuales más (83 € más al año).

A partir del próximo año se incrementarán escalonadamente el tipo de cotización, del 30% en 2019, del 30,3% en el 2,020 y en el 2.021 será del 30,6%. Ello irá parejo con una mejora de las prestaciones, tanto las comunes como las profesionales, por cese de la actividad y por formación profesionales.

Se mejora el acceso a la prestación por cese de la actividad (paro) ampliando, además, la duración de la prestación. A partir del 1 de enero se van a poder cobrar 24 anualidades, con un mínimo de 4, en función de lo cotizado. Los autónomos tendrán derecho a cobrar la prestación por accidente de trabajo o enfermedad profesional desde el primer día de baja. Podrán acceder a la formación continua y reciclaje profesional.

A partir del segundo mes de baja por enfermedad o incapacidad temporal dejarán de pagar la cuota de la Seguridad Social hasta el momento del alta. Las mujeres autónomas disfrutarán, dentro de los 24 meses posteriores a la prestación de baja por maternidad, de una tarifa plana de 60 €/mes durante 12 meses. La tarifa plana pasa de 50 a 60 €/mes aunque se mantienen, tras los 12 primeros meses, las actuales bonificaciones posteriores a la tarifa plana.

Debe comunicarse obligatoriamente a la Tesorería de la Seguridad Social el cumplimiento de la condición de trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE).

Queda en el tintero equiparar la cotización conforme a sus ingresos reales que, en palabras de la Ministra, se acometerán a lo largo del 2019 para implementarlo en el 2020.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

logo-footer

                

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: